Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces November 15, 2018


2/1/2018 9:08:00 AM
Día Mundial por la Vida Consagrada: Un día para rezar por las vocaciones
Mensaje del Obispo David M. O'Connell, C.M.

Bishop David M. O'Connell, C.M.


Yo siempre quería ser un sacerdote. Entré al seminario de una congragación religiosa en lugar de un seminario diocesano simplemente porque se cerró el seminario diocesano que quedaba más cerca a mi casa. No era que me sentía una conexión profunda ni noble a la comunidad vicentina al principio. En mi mente joven, “un sacerdote era un sacerdote”, los vicentinos me aceptaron y me fui.

Al reflexionar en el pasado, las circunstancias de mi vocación eran las bendiciones más grandes de mi vida temprana. La Congregación de la Misión, o sea los vicentinos, me presentaron a San Vicente de Paul (1581-1660), un sacerdote diocesano francés quien se devotó la vida a servir a los pobres. Mi vocación creció y se profundizó a través de sus palabras y testamento. Yo me hice vicentino, un sacerdote “de la misión”.

Durante mis años de formación en el seminario, uno de los autores más populares que mis compañeros y yo leíamos era Tomás Merton (1915-1968). Merton era un monje religioso. En su libro clásico, “Los hombres no son islas”, publicado en el año en que nací, Merton escribió:

“Para cada uno de nosotros, solo hay una cosa necesaria para alcanzar nuestro destino según la voluntad de Dios para ser lo que Dios quiere que seamos. Descubrir la vocación no significa correr hacia ningún premio que no se puede alcanzar sino aceptar el tesoro del ser verdadero que ya se posee. La vocación no  sale de ninguna voz ‘más allá’ llamándonos a ser algo que no somos. Sales de una voz ‘de adentro’ que nos llama a ser las personas que nacimos para ser, para cumplir con el ser original que Dios nos brindó al nacer”.

Tomamos un momento para leer eso otra vez. Nos ofrece una hermosa visión para la idea de una “vocación”, de responder al llamado de Dios. Esta idea de vocación se puede aplicar a cualquier camino de vida, sea de la vida soltera, casada, sacerdotal, y de la vida diaconal y consagrada (religiosa).

Se lo celebra como el Día Mundial por la Vida Consagrada en el fin de semana del 3-4 de febrero este año, igual a cada año desde que el papa San Juan Pablo II lo estableció en el 1997 para que coincidiera con la Fiesta de la Presentación del Señor. Brinda a todos los católicos una oportunidad para recordar y celebrar a las mujeres y hombres en la Iglesia quienes se han comprometido y consagrado a vivir en comunidades religiosas, dejando a sus familias para hacerse parte de otra “familia”, para rezar profundamente y, siempre, profesar los votos de pobreza, castidad y obediencia. Nos da una oportunidad para reconocer a estas personas quienes cultivan sus vidas según la inspiración, ejemplo, carismas y santidad de las mujeres y hombres santos de por la historia de la Iglesia que han bendecido y formado la Iglesia a que siga al Señor Jesucristo.

Hace no tanto tiempo, identificaron a las religiosas no solamente por los carismas de sus fundadores sino por sus formas distintas de vestirse, sus “hábitos” y las letras de sus comunidades particulares después de sus nombres. Aunque se hayan cambiado estos “hábitos” distintos o en algunos casos han desaparecido, sus carismas únicos endurecen y siguen tejiendo la tela de la Iglesia juntas a los sacerdotes y laicos a quienes sirven con santidad, gracia y generosidad del espíritu. Son mujeres y hombres que respondieron a esa “voz ‘aquí adentro’” de la que escribió Merton, llamándoles a “ser la persona” que “nacieron para ser, para cumplir con el propio ser que Dios les hizo al nacer”.

Actualmente, desafortunadamente sus números han decrecido; se han envejecido y eso limita su capacidad de servir como hacían; son menos visibles entre el pueblo de Dios; sus estilos de vida compiten con otros estilos de vida dentro y fuera de la Iglesia. Es la realidad que les afronta y que nosotros también afrontamos y reconocemos.

Pero sus “voces internas” no se han callado. Sus oraciones siguen. Sus carismas y consagración comprometida siguen como señales de testimonio, de santidad, de gracia. Hay menos religiosas actualmente pero su fe y esperanza y amor siguen como aspiraciones hacia la eternidad para, en las palabras del Papa Francisco, “despertar al mundo”.

Mujeres y hombres aún y siempre seguirán ser llamados a la vida consagrada en la Iglesia. El Papa Francisco también nos recuerda que:

Cada persona consagrada es un don para el pueblo de Dios en camino. Hay gran necesidad de estas presencias, que refuerzan y renuevan el compromiso de la difusión del Evangelio, de la educación cristiana, de la caridad hacia los más necesitados, de la oración contemplativa; el compromiso de la formación humana, de la formación espiritual de los jóvenes, de las familias; el compromiso por la justicia y la paz en la familia humana (Mensaje Ángelus, 2 de febrero, 2014).

Como católicos, recemos por las vocaciones a la vida consagrada. Que apreciemos este llamado y que hablemos sobre esta vocación con entusiasmo y convicción a los jóvenes en nuestras familias, en nuestras parroquias, en nuestras escuelas, en nuestras comunidades como signo y oportunidad de alegría duradera…

la alegría de observar, de caminar en la regla de vida; y la alegría de ser conducidos por el Espíritu, nunca rígidos, nunca cerrados, siempre abiertos a la voz de Dios que habla, que abre, que conduce, que nos invita a ir hacia el horizonte (Papa Francisco, homilía del 2 de febrero, 2014).






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







ACA_2018_WebAd_bottom_12.5x2_WEB.jpg

The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2018 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2018 1up! Software, All Rights Reserved