Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces November 12, 2018


12/14/2017 9:43:00 AM
Luz de la Iglesia
Mil fieles participan en segunda peregrinación anual en honor de Nuestra Señora de Guadalupe
El Obispo David M. O'Connell, C.M., toma una foto el 2 de diciembre con unas bailarinas que participaron en la peregrinación diocesana mientras las Antorchas Guadalupanas llegan a la Catedral Santa María de la Asunció, Trenton. (Fotos pescadoras | Craig Pittelli)
El Obispo David M. O'Connell, C.M., toma una foto el 2 de diciembre con unas bailarinas que participaron en la peregrinación diocesana mientras las Antorchas Guadalupanas llegan a la Catedral Santa María de la Asunció, Trenton.
(Fotos pescadoras | Craig Pittelli)
El grupo de mariachi de la Parrqouia Santa Rosa de Lima, freehold, camina delante de una imagen de Nuestra Señora de Guadalupe durante la peregrinación diocesana el 2 de diciembre en Trenton.
El grupo de mariachi de la Parrqouia Santa Rosa de Lima, freehold, camina delante de una imagen de Nuestra Señora de Guadalupe durante la peregrinación diocesana el 2 de diciembre en Trenton.
Armando Machado | Corresponsal


A casi las once de la mañana el 2 de diciembre, Leticia Jiménez levantó su voz con pura alegría para cantar “La Guadalupana” a María.

“Todos estamos alegres y contentos aquí”, dijo la madre de dos mientras caminaba por North Clinton Avenue en Trenton hacia la Catedral Santa María de la Asunción. Arrodeada por mariachi, bailadores vestidos en muchos colores y una multitud de fieles con sus imágenes y pancartas de la Beata Virgen, Leticia añadió que “Hoy es un día muy feliz para nosotros. … Amamos al Señor. Confiamos en Él y creemos en la intercesión de su madre, la Virgen María”.

Originalmente de México y feligresa de la Parroquia Santa María de los Pinos, Barnegat, Jimenez fue una de alrededor de 1,000 fieles de todas partes de la Diócesis de Trenton para participar en la segunda anual celebración diocesana en honor de Nuestra Señora de Guadalupe. La celebración completa duró más de un mes basada en el recorrido de siete Antorchas Guadalupanas por las comunidades de la diócesis y culminó el 2 de diciembre con una peregrinación de casi 4 millas por las calles de Trenton.


Galería de fotos de la Peregrinación con la Antorchas Guadalupanas

Galería de fotos de la Misa y Celebración Guadalupana

La peregrinación se arrancó en la Iglesia Inmaculada Concepción, parte de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, a las 9am con la meta de llegar a la Catedral para una Misa especial celebrada por el Obispo David M. O’Connell, C.M., a mediodía. El Obispo O’Connell celebró la Misa en español e inglés con 14 sacerdotes diocesanos. Después de la Misa, la celebración siguió con un almuerzo, bailables tradicionales y música en honor de Nuestra Señora de Guadalupe.

“Como obispo, me conmovió mucho poder dar la bienvenida a los cientos de católicos que llegaron a la Catedral para la Misa bilingüe a mediodía y las celebraciones emocionantes después”, dijo el Obispo O’Connell. “¡Se hizo tan evidente como nuestra fe nos une profundamente a pesar de nuestras diferencias, y cuánto significa la protección de nuestra Beata Madre a sus hijos, guiándonos todos a Cristo su Hijo”!

En las horas antes de la Misa, los peregrinos en la procesión rezaban al Señor y a María cantando himnos de fe y alabanza. Muchos bailaron y se vistieron de muchos colores en trajes tradicionales para representar a las personas indígenas de Latinoamérica. Uno de los lideres gritaba con un audífono, “¡Que viva la Virgen de Guadalupe”!

Acompañado por policías para bloquear y dirigir el tráfico, los peregrinos caminaban si mayor problema hacia la Catedral donde les esperaban el Obispo O’Connell, el Monseñor José Roldan, rector de la Catedral, y el Padre René Pulgarín, párroco de la Parroquia San José, Keyport; el Padre Cesar Rubiano, párroco de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, y el Padre Arian Wharff, vicario parroquial de la Parroquia Santa Teresa, Little Egg Harbor.

El obispo y el Monseñor Roldan saludaron a los peregrinos con palabras de gratitud al llegar. También, un grupo de bailarinas de la Parroquia Cristo Rey, Long Branch, compartieron su baile en frente de las escaleras de la catedral antes de que todos entraran para la celebración de la Misa.

Entre la multitud en frente de la catedral estuvo Frank G. Montes de la Parroquia San Bernabé en Bayville. Vestido en ropa con la imagen de San Juan Diego, Montes compartió que la G. de su nombre de medio es de Guadalupe.

Dijo que celebrar a la Guadalupana “ha sido una tradición en mi familia desde que yo era niño en México. Es nuestra Madre, nuestra Madre María”.

Luz de Cristo

Alumbrando el camino a la Catedral estaban las siete Antorchas Guadalupanas, incluyendo una dedicada al movimiento pro-vida, que habían hecho un recorrido por los cuatro condados de la Diócesis desde el 4 de noviembre cuando, durante la Peregrinación Diocesana a la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C. Durante el mes después, las Antorchas visitaron parroquias y escuelas como partes de celebraciones especiales, Misas bilingües y eventos espirituales. Cada Antorcha fue decorada con los nombres de los lugares que había visitado.

“Desde el momento que prendimos las siete Antorchas al concluir nuestra peregrinación diocesana hasta que llegaron a las puertas de nuestra catedral, hemos visto tanta energía y entusiasmo por la celebración de nuestra Señora de Guadalupe, la Patrona de las Américas, entre todos los fieles de los cuatro condados”, dijo el Obispo O’Connell.

Después de llevarlas por las calles de Trenton varias horas entre cantos y mucha fiesta, las Antorchas entraron a la catedral antes de empezar la Misa, una tras una, cargadas por sus capitanes que se hicieron responsables de ellas durante los recorridos del mes anterior. Entonces, todos se pusieron de pie para la procesión del Obispo y los concelebrantes mientras cantaron “Buenos días Paloma Blanca” a todo dar.

En su homilía, el Padre Wharff habló del simbolismo de las antorchas semejante como la Beata Virgen María ilumina el camino a su Hijo.

“Hoy nos reunimos como una comunidad cristiana, como católicos”, dijo el Padre Wharff. “Celebramos la luz de la Iglesia, la luz de cada uno de nosotros. Hemos visto la presencia activa de Dios en nuestras vidas. Hemos sido bendecidos. Nos ha dado el amor, la fe y la esperanza – esperanza en el futuro, en medio de esta comunidad diversa”.

“Es Dios solo quien nos da la alegría”, siguió. “Estamos aquí juntos como testigos a Dios. Que llevemos la Luz de Cristo a nuestros hogares. Que llevemos la sanación que nos hace falta. Como el ángel dijo a María, “’No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios”.

Entonces el Padre Wharff predicó sobre el poder de la oración, la importancia de sobrepasar las diferencias y luchar para unidad en la fe, además de lo que significaban las Antorchas Guadalupanas y celebraciones que se llevaron a cabo desde los principios de noviembre- eventos que les llevaron a la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre.

Anécdotas de Éxito

Un afecto hermoso de la celebración fue unir a las personas involucradas en el movimiento pro-vida a los creyentes de Nuestra Señora de Guadalupe. También, los Caballeros de Colón en sus uniformes típicos añadieron un toque especial con su presencia dijo Josue Arriola, director diocesano de Evangelización y Vida Familiar. El departamento patrocinó todo el evento de las Antorchas Guadalupanas.

Agradecido a todos que habían apoyado al éxito de la experiencia, Arriola dijo, “Gracias, Obispo, por su liderazgo, por ayudarnos lograr [estos eventos Guadalupanos]. También quiero agradecerles a los Caballeros de Colón. Gracias por su gran apoyo”.

Durante toda la peregrinación, se compartieron testimonios, cantos, Rosarios, e imágenes a través de videos vivos en las redes sociales de la diócesis. En la ruta de la peregrinación, personas tenían opciones de dónde empezar, sea del principio desde la Iglesia Inmaculada Concepción o de la Iglesia San Antonio, parte de la Parroquia Nuestra Señora de Dolores-San Antonio, o de la Parroquia San José. Transmitieron en vivo la Misa también.

Momentos Significativos

Como parte de la tarde llena de música, comida y fe, grupos de bailarines de muchas partes de la Diócesis realizaron danzas culturales en el comedor debajo de la catedral. En un canto movido, un cantante gritaba los nombres de los países Latinoamericanos – “¡México!” “¡Guatemala!” “¡Colombia!” y otros – a los cuales los presentes respondieron con aplausos y gritos. El Obispo O’Connell también gozó de las celebraciones.

Entre los presentadores estaban Elizabeth Pérez y María González, miembros de Danza Azteca Guadalupana, un grupo folclórico de la Parroquia San Marcos, Sea Girt.

“Para mí, todo esto muestra el amor – muestra la unidad”, dijo Pérez, originalmente de México. “Es unidad entre culturas, entre todas las naciones. Nos sentimos la alegría del Espíritu Santo – y estamos expresando nuestro amor por nuestra amada Madre María”.

Pérez agradeció al Obispo O’Connell por su apoyo continuo respecto a la comunidad hispana en la diócesis, y por su apoyo por los derechos de los inmigrantes. También notó que el grupo Danza Azteca Guadalupana estaba con el obispo en la peregrinación diocesana a Washington, D.C., en noviembre.

González dijo que su fe fuerte le ha ayudado por los momentos difíciles de su vida. “Rezar el Rosario en muy importante y tener fe en Cristo y María”, dijo González, originalmente de El Salvador; su esposo es de México.

En un momento emocional, González compartió que durante muchos años no pudo tener hijos. Después de mucha oración al Señor y la Beata Madre, María González y su esposo Juan – de Juan Diego- ahora gozan sus dos hijos.

Jacqueline Reyes, 10, es una de las participantes más jóvenes del grupo de danza. Ella compartió que la peregrinación le hizo sentir muy contenta.

“Me siento que la Virgen María está presente”, dijo. “Doy gracias por las bendiciones que Ella me ha dado”.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







ACA_2018_WebAd_bottom_12.5x2_WEB.jpg

The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2018 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2018 1up! Software, All Rights Reserved