Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces December 13, 2017


10/18/2017 9:14:00 AM
Papa: para luchar contra hambre y migración, terminen comercio de armas
El Papa Francisco para al lado de una estatua de Alan Kurdi, el niño sirio de tres años quien se ahogó en el 2015 mientras cruzaba el Mar Mediteráneo. Durante una visita del papa a la sede de la Organización de Comida y Agricultura de las Naciones Unidas, el papa regaló la estatua a la organización. (Foto CNS /Paul Haring)
El Papa Francisco para al lado de una estatua de Alan Kurdi, el niño sirio de tres años quien se ahogó en el 2015 mientras cruzaba el Mar Mediteráneo. Durante una visita del papa a la sede de la Organización de Comida y Agricultura de las Naciones Unidas, el papa regaló la estatua a la organización.
(Foto CNS /Paul Haring)
Por Carol Glatz
Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) -- No tiene sentido lamentar los problemas del hambre y la migración obligada si uno no está dispuesto a atender sus causas: los conflictos y el cambio climático, dijo el papa Francisco.

"La guerra y el cambio climático llevan al hambre, por lo tanto evitemos presentarla como una enfermedad incurable", y en vez implementemos leyes, políticas económicas, cambios de estilos de vida y actitudes que previenen los problemas en primer lugar, él le dijo a los líderes del mundo en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El papa Francisco recibió una ovación de pie después de dirigirse a la asamblea en la sede de la FAO en Roma para conmemorar del Día Mundial de la Alimentación el 16 octubre, fecha en que se fundó la organización en 1945 para atender las causas de la pobreza y el hambre. La FAO estaba llevando a cabo una conferencia con el tema "Cambiando el futuro de la migración".

El hambre está vinculada con la migración obligada, dijo el papa, y ambos pueden ser atendidos solamente "si vamos a la raíz del problema": los conflictos y los cambios climáticos.

La ley internacional ya tiene todos los instrumentos y medios establecidos para prevenir y rápidamente terminar con los conflictos que desgarran las comunidades y los países y causan hambre, desnutrición y migración, él dijo.

"Se necesita buena voluntad y diálogo para frenar los conflictos", él dijo, "y un compromiso total a favor de un desarme gradual y sistemático", así como para remediar "la funesta plaga del tráfico de armas".

"¿De qué vale denunciar que causa los conflictos de millones de personas que son víctimas del hambre y de la desnutrición si no se actúa eficazmente hacia la paz y el desarme?", él preguntó.

En cuanto a los cambios climáticos, él dijo que los científicos saben qué tiene que hacerse y que los instrumentos internacionales, como el Acuerdo de París, ya están disponibles.

Sin especificar cuáles naciones, el papa dijo que desafortunadamente "algunos se están alejando" del acuerdo. El presidente estadounidense Donald Trump anunció en junio que Estados Unidos se retiraría del acuerdo como un medio de ayudar la economía estadounidense.

"No podemos conformarnos con decir 'otro lo hará'", dijo el papa. Todos están llamados a asumir y promover cambios en los estilos de vida, en la manera en que se usan los recursos y en la producción y el consumo -- particularmente cuando se trata de los alimentos, que cada día son más desperdiciados.

El papa dijo que algunas personas creen que reducir el número de personas resolvería el problema del hambre, pero que esta es una "solución falsa" dado el enorme desperdicio y el sobreconsumo en el mundo.

"Reducir es fácil", él dijo, pero "compartir, en cambio, implica una conversión y esto es exigente".

"No podemos actuar solo si los demás lo hacen, ni limitarnos a tener piedad, porque la piedad se limita a las ayudas de emergencia", dijo el papa.

Las organizaciones internacionales, los líderes y los individuos tienen que actuar por amor y misericordia hacia los demás, particularmente los más vulnerables, para poder crear un mundo basado en la justicia y la solidaridad verdadera.

Al llegar a la sede de la FAO, el papa Francisco entregó un regalo de una estatua mostrando la trágica muerte de Alan Kurdi (conocido como Aylan), un niño sirio de 3 años de edad cuyo cuerpo fue arrastrado por las olas hasta la costa de Turquía cuando un pequeño bote inflable que llevaba una docena de refugiados naufragó en el 2015. La estatua, hecha de puro mármol blanco, muestra un angelito llorando sobre el cuerpo muerto del niño.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved