Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces December 11, 2017


10/5/2017 10:08:00 AM
Ministerios hispanos se reúnen como parte del V Encuentro para compartir la fe, enfocarse en mejores prácticas
JUSTO A TIEMPO • La familia Chávez-Ruano de la Parroquia San José en Trenton, llega justo al momento para entregar la Cruz del Encuentro para la Región 3, que incluye a las arquidiócesis y diócesis de Pennsylvania y Nueva Jersey. Manejaron a Pennsylvania para recoger la Cruz para luego llevarla al Encuentro Dicoesano en la Parroquia Cristo Rey, Long Branch. (Fotos por Kyle Plumstead|Monitor)

JUSTO A TIEMPOLa familia Chávez-Ruano de la Parroquia San José en Trenton, llega justo al momento para entregar la Cruz del Encuentro para la Región 3, que incluye a las arquidiócesis y diócesis de Pennsylvania y Nueva Jersey. Manejaron a Pennsylvania para recoger la Cruz para luego llevarla al Encuentro Dicoesano en la Parroquia Cristo Rey, Long Branch.
(Fotos por Kyle Plumstead|Monitor)

Ofrecer lo que tenemos y salir de nuestra zona de comodidad fue uno de los mensajes del Padre Miguel Valle en su presentación en la tarde sobre como vivir como discípulos misioneros.
Ofrecer lo que tenemos y salir de nuestra zona de comodidad fue uno de los mensajes del Padre Miguel Valle en su presentación en la tarde sobre como vivir como discípulos misioneros.
Armando Machado
Corresponsal

Hace tres meses, Ninfa Lazo González tuvo la oportunidad de convencer a una mujer embarazada y desconsolada de no terminar su propia vida.

Eran alrededor de las 3 de la madrugada y González se encontró manejando en sus pijamas al hogar de una amiga de la mujer joven quien le hizo la llamada urgente.

González, una trabajadora social y coordinadora del ministerio hispano en su parroquia, la Catedral Santa María de la Asunción en Trenton, confió en su experticia y experiencia como servidora de la fe para convencerla a jovencita de no suicidarse y además matar a la vida de su bebé por nacer.

“Es importante que tengamos lideres ministeriales que son bien preparados para que puedan apoyar a los jóvenes de hoy, para que sepan cómo acompañar a los matrimonios”, dijo González. “Cuando tenemos familias fuertes, tenemos hijos fuertes”.

González compartió su historia durante el Encuentro Diocesano que se llevó a cabo el 30 de septiembre en la Iglesia Santa Trinidad de la Parroquia Cristo Rey en Long Branch. Patrocinado por la oficina diocesana de Vida Pastoral y Misión y las Iniciativas del Ministerio Hispano, más de 150 líderes parroquiales hispanos y delegados del Encuentro participaron en el evento.

El Encuentro fue una oportunidad para que los delegados de las parroquias, grupos apostólicos y organizaciones católicas compartieran sus experiencias de reflexión, discernimiento, consulta y evangelización que formaron parte de su participación parroquial en el proceso del V Encuentro.

La meta del retiro trabajador fue tener una lluvia de ideas para identificar y conversar sobre las mejores prácticas ministeriales para poder responder a las necesidades comunitarias como Iglesia. El V Encuentro, el quinto “encuentro” nacional de ministerio desde el primero en el 1972, es un proceso de reflexión y acción eclesial (de la Iglesia) invitando a todos los católicos de los Estados Unidos a una actividad, consulta, liderazgo y desarrollo misionero intensa. La Conferencia Católica de Obispo Estadounidenses tiene al V Encuentro como prioridad en el plan estratégico para el 2017 hasta el 2020.

Jorge Montana, coordinador de los ministerios hispanos en la Parroquia San José en Toms River, dijo que fue importante fortalecer a los ministerios para poder mejor evangelizar. “Primero tenemos que conocernos en nuestras parroquias y nuestros hogares bien y entonces tenemos que fortalecer y conocer nuestra fe bien antes de poder evangelizar a la comunidad”.

Entre las actividades centrales del retiro fue tomar tiempo para identificar las mejoras prácticas o “dones” ya presentes en las parroquias para asegurar que deben seguir y mejoradas. También nombraron los desafíos u “obstáculos” que se debe trabajar en las comunidades parroquiales y sus periferias- y mejor pronto que luego. Se conversó en grupos pequeños para luego compartir en el grupo grande las ideas claves por representantes.

“Todo esto se trata de celebrar y compartir la Palabra- Jesús está entre nosotros”, dijo Mateo Greeley al poner a los grupos a trabajar. Greeley y Sandra López, coordinadora diocesana para Iniciativas del Ministerio Hispano, facilitaron el evento juntos.

“Estamos aquí para trabajar como una familia”, añadió López.

Las mejores prácticas compartidas incluyeron: aprovechando de oportunidades para encuentros personales para crear una diferencia en la vida personal de alguna persona, como el ejemplo que compartió González; comunicación sana y continua en las parroquias entre los líderes y los sacerdotes; las preparaciones sacramentales especialmente cuando los niños se alistan para recibir su Primera Comunión; y la dirección espiritual disponible para apoyar a los matrimonios y la vida familiar.

Unos de los obstáculos que salieron fueron: la necesidad para mayor y consistente comunicación en algunas parroquias entre los líderes ministeriales y el clero; más unidad y hermandad entre todos los latinos y menos división basada en la identidad nacional; la necesidad de buscar nuevas maneras para atraer a los jóvenes y jóvenes adultos a programas ministeriales para poder mejor prevenir problemas graves como la adicción a drogas; y crear mayor conocimiento sobre lo que los ministerios ofrecidos en las parroquias como estudios bíblicos y reuniones de oración.

La mañana de dialogo con los delegados se concluyó con almuerzo y más compartir. La experiencia y espíritu del Encuentro se palpaba hasta los detalles del almuerzo. Personas de varias parroquias colaboraron para la comida. Por ejemplo, un detalle hermoso fue que Terry Ginther involucró hasta a su esposo la noche anterior para hacer la ensalada tan deliciosa.

Después de comer, todos pasaron a la Iglesia de la Santa Trinidad para la Misa, celebrada por el párroco el Padre Javier Díaz. Escogieron las escrituras de la Misa específicamente para este grupo de delegados del V Encuentro y el Padre Díaz se enfocó en el mensaje que todos estamos “llamados” a vivir como personas de fe.

“Siéntanse en casa aquí en Cristo Rey. Es un honor para mí estar con ustedes y ver que están respondiendo al llamado del Señor”.

Al concluir la Misa, miembros del equipo diocesano llevaron la Cruz del Encuentro de la Región 3 al altar para una bendición y envío. La congregación entonces se procesó de la iglesia cantando fuerte Alma Misionera.

Más temprano ese mismo día, la familia Chávez-Ruano de la Parroquia San José en Trenton, manejó rumbo a Scranton, Pennsylvania, para encontrarse con representantes de la Diócesis de Scranton para recibir la Cruz de la región de ellos después de llevar a cabo su Encuentro Diocesano. La cruz está haciendo un recorrido por las arquidiócesis y diócesis de Pennsylvania y Nueva Jersey, lo que se reconoce como la Región 3 de los Estados Unidos para el V Encuentro. La familia llegó a la iglesia en Long Branch justo antes que terminó la Misa.

“Estoy tan agradecida a Dios y a la familia Chávez-Ruano por como salió todo con la cruz”, compartió Sandra López mientras reflexionó sobre el evento entero. Se le salieron unas lágrimas al decir, “Dios es tan bueno”.

Con espíritus elevados después de la Misa, el Encuentro Diocesano continuó por la tarde con dos presentaciones especiales.

El Padre Miguel Valle, vicario parroquial de la Parroquia San Pablo en Princeton, se enfocó en la importancia de la alegría para el discípulo misionero. El Padre Valle condujo a todos por una reflexión que incorporó la canción hermosa de Celia Cruz, La Vida Es un Carnaval mientras bailaron y rieron.

También invitó a todos de quitar alguna prenda o artículo de lo que llevaban para dejar la cosa en un montón en frente del gimnasio. La actividad sencilla enseñó con claridad su mensaje del Padre Valle de que el discípulo tiene que estar dispuesto de dejar algo de sí mismo además de hacerse dispuesto de salir de su zona de comodidad para acompañar al prójimo en el encuentro personal. Utilizó la historia de los discípulos en camino a Emaús para ilustrar las etapas de encontrarnos con Cristo y con los demás.

Walter Quiñones, miembro del equipo diocesano para el V Encuentro y feligrés de la Parroquia San José en Trenton, usó música original e historias personales al compartir su testimonio personal sobre sus encuentros con Jesús y sus hermanos y hermanas en Trenton. Desafió a todos presentes a siempre buscar profundizar su conocimiento y experiencia de fe.

“Nosotros celebramos cuando un bebé empieza a hablar, ¿verdad?” La respuesta de todos fue un fuerte “Sí”. Entonces, Quiñones explicó que el bebé aprende a hablar y comunicarse mientras crece. Lo mismo se debe hacer el creyente dijo. “Tenemos que crecer como cristianos”, enfatizó. Dijo que cristianos adultos no deben hablar como si fueran “bebés” cuando hablen de la fe. El católico tiene la responsabilidad de continuamente aprender y crecer más de Dios y la fe en Él para poder vivir y comunicar la fe como los adultos que son.

Las voces de las comunidades parroquiales en el Encuentro Diocesano serán documentadas, consolidadas y enviadas arriba al comité regional. Las necesidades y posibles respuestas parroquiales entonces serán mandadas al comité nacional de lo cual la Iglesia Católica de los Estados Unidos recibirá dirección de cómo avanzar y responder para mejor reconocer y caminar todo que brinda la comunidad católica hispana aquí.

Con alegría, compromiso y esperanza, la comunidad católica hispana de la Diócesis de Trenton ha compartido su voz como parte del V Encuentro. Ahora queda en las manos del equipo diocesano para asegurar que se escucha esa voz dentro de la familia diocesana con un espíritu de discipulado misionero que mueve, empuja y responde.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved