Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces October 20, 2017


9/18/2017 4:10:00 PM
Discipulado verdadero sale del encuentro, acompañamiento
Hermana Mary Agnes Ryan
Directora | Departamento de Catequesis

Siempre celebramos y damos las gracias por todas las personas que participan en la formación de la fe y la enseñanza religiosa en todas nuestras parroquias.

Este agradecimiento  incluye a los líderes catequéticos parroquiales, los catequistas parroquiales, los catequistas de la formación de fe para adultos, los catequistas de RICA y todos que enseñan en nuestras escuelas católicas – pues todos que proveen instrucción y formación en la fe para el Pueblo de Dios, quienes atestiguan al Evangelio de Jesucristo y sus valores.

El tema para el Domingo Catequético del 2017, el 17 de septiembre este año, es “Vivir como Discípulos Misioneros”. Este tema permea por muchas de las sesiones de la convocación de líderes católicos que se llevó a cabo en Orlando el julio 1-4. Muchos de los presentadores de las sesiones profundizaron el tema.

Algunas preguntaron se surgieron que nos invitan a reflexionar, juzgar y actuar. A pesar de que las preguntas sean dirigidas al país entero, nos pueden servir para nuestros propios programas parroquiales.

  • ¿Cuáles desafíos y oportunidades afrontamos actualmente en la cultura y en los Estados Unidos?
  • ¿Qué significa ser una Iglesia en misión o una Iglesia compuesta de discípulos misioneros?
  • ¿A dónde estamos llamados ir?
  • ¿Cuáles son las mejores estrategias, prácticas, recursos y herramientas para compartir el Evangelio ahora y hacia el futuro?

Consideremos unas respuestas. Escuchamos unas estadísticas que suenan muy preocupantes: como que para cada persona que asiste la Misa hay otras seis que salen de la Iglesia; la tendencia de que cada vez menos personas practican la fe católica; menos adultos se identifican como católicos (o cristianos de cualquier denominación religiosa); menos padres mandan a sus hijos a participar en los programas formativos de catequesis, sea en escuelas católicas o programas.

Sin embargo, ¡hay muchísimas oportunidades! ¿Podamos pensar de otras formas sobre como encontramos a las personas que pasan por nuestras puertas, sea la puerta de la iglesia, de la oficina parroquial, o del programa de educación religiosa? Tenemos a muchos “momentos potenciales para volver” para las personas que ni participan en eventos formales eclesiales. ¿Cómo les damos la bienvenida y que les ofrecemos? ¿Cuáles cambios debemos hacer en nuestros programas y salones para que todos con quienes nos encontramos reconozcan la Buena Nueva de una manera tan viva que servirá como una invitación viviente?

¿Qué significa ser una Iglesia misionera? “En el 1974, el beato Papa Pablo VI reanimó la misión misionera de la Iglesia, el santo Juan Pablo II anunció el llamado para una Nueva Evangelización y el papa Francisco ubica al ministerio de catequesis en medio del proceso del discipulado misionero” (Vivir como discípulos misioneros, USCCB, p. i. 2017).

Nuestro desafío es ver como evangelizamos a quienes se sientan en las bancas, a quienes antes les contamos y a quienes aún no conocen a Jesucristo. El papa Francisco nos invita a ser evangelizadores que alcanzan, acompañan y se llenan del Espíritu. Como líderes catequéticos y catequistas, ¿cómo evangelizamos a los padres de familia que matriculan a sus hijos en nuestros programas pero quienes no asisten a Misa?

Los líderes catequéticos y los catequistas parroquiales en todas las áreas de la formación de la fe están llamados a ser personas que invitan a los demás al encuentro con Jesucristo, a compartir el tiempo y la vida que forman parte de mi vida y ministerio quienes entonces saldrán a evangelizar y enseñar a otros. Cada uno de nosotros estamos llamados a acompañarles a las personas que tienen una relación personal con Jesucristo. Crear una relación personal es primordial hemos oído. Así que afrontamos dos preguntas claves:

  • ¿Qué tengo que aprender para poder pensar con la mente de Cristo? Y…
  • ¿Cómo debo formarme para poder vivir con el carácter de Cristo? (LMD, p. 26).

¡Pues Jesucristo mismo nos ha dado el método!

  • Vengan y vean (Encuentro)
  • Síganme (Acompañar)
  • Manténganse en Mí (Compartir comunidad)
  • Vayan y hagan discípulos de todas las naciones (Enviar) (LMD, p. ii).

Como nos dice el Papa Francisco, estamos llamados salir a las periferias como discípulos de Jesucristo. ¿Quiénes están en las periferias de sus programas parroquiales? En las periferias se encuentran a las personas descartadas de esta sociedad conocida por su cultura de despreciar. ¿Quiénes son las personas en sus periferias que necesitan mayor atención? Estamos invitados a ver con nuevos ojos.

Para poder desarrollar mejores prácticas, miremos al método mostrado usado por el Maestro Jesucristo. “Miremos a Jesús, el maestro, quien formó personalmente a sus apóstoles y discípulos. Cristo mismo nos enseña como evangelizar, como invitar a vivir en comunión con él, y como crear una cultura de testigos quienes atestiguan a través del amor, la misericordia y la alegría. (LMD, p. ii)

Jesús nos entrega este método en tres etapas distintas:

1)      Jesús crea amistad con sus discípulos: busquemos crear amistad con otras personas y con Dios a través del encuentro. 2)  Jesús entrena a sus discípulos a través del ministerio público, los apodera y los acompaña en la práctica de la fe. 3) Los llama y los envía en El Gran Envío; los envía a hacer lo mismo que él hacía para ser evangelistas y multiplicadores llenos del Espíritu (Ser Discípulos Misioneros, p. 20). Estamos llamados a hacer esto en todos los programas que ofrecemos.

Todos nosotros, en cualquier ministerio nos encontramos, tenemos que desarrollar hábitos que apoyan al éxito del método de Jesús para poder fomentar un discipulado que brinda frutos. A través de las siguientes ideas, se lo puede alcanzar: entrar en una relación profunda, intima, y duradera con el Señor Vivo – es un regalo, pero hay que nutrirlo con las Sagradas Escrituras; a través de participar en la vida sacramental de la Iglesia, especialmente en los Sacramentos de Reconciliación y Eucaristía; a través de la oración cotidiana; a través de cultivar una vida devocional (como rezar el Santo Rosario) y servir a los pobres.

Cada uno de nosotros estamos llamados a ser evangelistas llenos del Espíritu. “Como dijo Santa Catarina de Siena, ‘Si tú eres lo que debes ser encenderás al mundo entero’” (MMD, p. 16).

Como dijo Jesús a sus discípulos, “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones” (Mateo 28:19).

Que seamos catequistas increíbles y el fuego que enciende el amor de Dios en todos con quienes nos encontramos durante el año por venir.

 

La Hermana del Corazón Inmaculado Mary Agnes Ryan sirve como directora diocesana del Departamento de Catequesis. Ella participó en la “Convocación de Líderes Católicos: la Alegría del Evangelio en América” que fue patrocinado por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos en julio del 2017 en Orlando.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved