Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces November 21, 2017


8/24/2017 10:41:00 AM
Volver a escuela nos invita a empezar la obra de Dios de nuevo
Esta imagen del año pasado afuera de la Escuela Nuestra Señora del Auxilio Perpetuo, Maple Shade, captura el ánimo de empezar un nuevo año escolar y la ansiedad también de parte de las madres y padres de familia.(Foto pescadora | Craig Pittelli)
Esta imagen del año pasado afuera de la Escuela Nuestra Señora del Auxilio Perpetuo, Maple Shade, captura el ánimo de empezar un nuevo año escolar y la ansiedad también de parte de las madres y padres de familia.
(Foto pescadora | Craig Pittelli)

Bishop David M. O'Connell, C.M.


No es tan fácil encontrar cosas de las cuales la mayoría de las personas se ponen de acuerdo, muchas veces. Pero cuando tiene que ver con las últimas semanas de las vacaciones de verano y la idea de tener que volver a escuela, la mayoría de personas, claro que con alguna excepción rara, están de acuerdo de que no estén listas. Les hacen falta unas semanas calurosas y unos días de pereza más; ir a nadar, caminar por el bosque y conocer nuevos lugares, pasar el tiempo entre amigos y familia, y más que nada… más tiempo sin tener que preocuparse por tarea. Es un sentimiento compartido por los niños y los padres y madres también… porque el año escolar presenta casi igual como un desafío para los padres de familia que para los hijos.

 A pesar de la fuerza de resistir ni el deseo tan “casi real” sobre un verano extendido… el año escolar llega, y nunca llega tarde. Con ella también llegan todos los desafíos, las responsabilidades y los deberes que afrontan las familias escolares.

Se puede entender fácilmente el deseo de no volver a escuela. Pero les presento aquí algo para su consideración para cambiar nuestra perspectiva un poco, seamos estudiantes, educadores o padres y madres. Volver a escuela es una oportunidad fresca para servir al Señor y trabajar sus obras; para crear una diferencia en el mundo a través de la luz de nuestra fe.

Sabemos que cuando los profesores enseñan y los estudiantes aprenden, buenas cosas suelen pasar. Esto incluye a las lecciones sobre la fe que ayudan a que los estudiantes aprendan a ser discípulos verdaderos de Cristo, y a las lecciones sobre ciencias, matemáticas, la tecnología y las artes que les abren otros mundos. Cualquier estudiante o maestro que trabaja para lograr sus metas, que lucha para impactar positivamente a los demás… cualquier padre o madre que guía y apoya a sus hijos mientras fomenta el respeto hacia los profesores y colegas, estén o no en una escuela católica, están haciendo la obra de Dios.

Los estudiantes de la comunidad católica, dentro de la escuela o en los programas parroquiales de educación religiosa, están abundantemente bendecidos por su experiencia en la escuela, donde reciben algunas de las lecciones más importantes de la vida.

Aprenden que todo qué tienen y aprenden es regalo de Dios. Aprenden sobre nuestra religión católica y de lo que la Biblia y nuestra Iglesia enseñan. Aprenden a rezar. Aprenden que todos somos creados por Dios y eso nos orienta a mirar de una perspectiva diferente a nuestras vidas, nuestras familias, nuestros amigos, nuestros estudios, nuestros talentos. Aprenden la diferencia entre el bien y el mal y por qué. Aprenden que Jesús nos invita a vivir una vida de amor ayudando a los demás porque es lo que hizo Él y es lo que Él quiere para nosotros.

Ofrezcamos una oración de agradecimiento a Dios por nuestras escuelas católicas y todo que nos ofrecen y por nuestras parroquias que conectan a tantos estudiantes católicos a través de los programas de educación religiosa. Ofrezcamos una oración de agradecimiento por todos que apoyan a nuestros estudiantes ahora que vuelven a escuela – sus padres, los directores, profesores y el personal escolar, los párrocos y sacerdotes, los líderes catequéticos y catequistas y los feligreses innumerables que tienen un papel en el aprendizaje de nuestros estudiantes en este año escolar por venir. Y finalmente, recemos por nuestros estudiantes a que se den cuenta a lo que Dios les llama y que hagan el compromiso a cumplir ese llamado.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved