Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces October 17, 2017


2/21/2017 11:41:00 AM
Homilía para la Elevación de la co-catedral San Roberto Belarmino
Un símbolo fuerte • El monseñor Sam Sirianni, rector de la co-catedral San Roberto Belarmino, muestra una imagen de la cimera nueva de la co-catedral. (Foto pescadora | Craig Pittelli)
Un símbolo fuerte • El monseñor Sam Sirianni, rector de la co-catedral San Roberto Belarmino, muestra una imagen de la cimera nueva de la co-catedral.
(Foto pescadora | Craig Pittelli)

Bishop David M. O'Connell, C.M.


Desde la catedral Santa María de la Asunción, nuestra Madre Iglesia en Trenton al área del Bayshore en el norte y al sur en la parroquia Santa Teresa en Little Egg Harbor, hacia el oeste a la parroquia San Jorge en Titusville en la orilla del Río Delaware al este a las parroquias que están por la costa de Nueva Jersey, ¡la Diócesis de Trenton regocija en la elevación de la iglesia San Roberto Belarmino en Freehold a la dignidad de una co-catedral para nuestra Diócesis!

Su eminencia, Cardenal Tobin; su excelencia Arzobispo Pierre, nuncio apostólico a los Estados Unidos y representante personal de nuestro Santo Padre Papa Francisco; hermanos obispos; clero, religiosas y fieles de la Diócesis de Trenton,

Hoy es un gran día histórico en la Diócesis de Trenton.

La Palabra de Dios en nuestra primera lectura del Libro de Levítico nos recuerda del mandato antiguo del Señor a Moisés y la comunidad israelita: “Sean santos, porque yo, el Señor su Dios, soy santo” (Levítico 19:2). El Evangelio según San Marcos lo profundiza aún más cuando el Señor Jesús dice: “Sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto” (Marcos 5:48). La santidad. La Perfección.

Verdaderamente son desafíos grandes para el Pueblo de Dios – pero no son imposibles, por lo menos en cuanto el plan y diseño que Dios tiene para nosotros. No nos pide hacer lo imposible. Nosotros decimos las palabras, pero nos cuesta entender su significado en nuestras vidas como creyentes, su significado en nuestras vidas cotidianas.

El poeta inglés Roberto Browning escribió “ah, pero el alcance del hombre debe exceder su habilidad, entonces ¿por qué un cielo (Browning, “Andrea del Sarto”)”? Pienso que esta frase lo dice bien. La santidad y la perfección, sin apoyo y sin la gracia, exceden de nuestra habilidad. Pero seguimos intentando alcanzar, luchar. Por eso estamos aquí hoy. Por eso nos hemos reunido a celebrar: buscamos alcanzar a Dios, a la sanitad, a la perfección, al cielo. Una iglesia, una catedral o una co-catedral simbolizan nuestro alcance: ladrillo y mortero cuidadosamente diseñado; con ventanas pintadas e imágenes sagradas; en una comunidad de la fe, con todas nuestras imperfecciones, además de nuestro deseo e intención de ser mejores hoy que ayer; con oraciones susurradas y voces elevadas en canción; en los sacramentos y los rituales. ¡Nos estiramos! ¡Alcancemos! “¿Por qué un cielo”?

San Pablo nos explica en nuestra segunda lectura, su primera carta a los corintios: “¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo…”?  La santidad y la perfección están “más allá”. Son cosas que buscamos alcanzar. Pero también están adentro aquí, dentro de los templos que construimos, dentro de los templos que somos nosotros. Tenemos que buscar profundamente adentro de nosotros mismos.

San Roberto Belarmino, el erudito, el cardenal, el sirviente devoto de Dios reconocido por el nombre de esta co-catedral, escribió hace unos 500 años: “Si eres sabio, sabrás que has sido creado para la gloria de Dios y de tu propia salvación. Esta es tu meta; esto es el centro de tu vida; esto es el tesoro de tu corazón (Belarmino, Al Subir a la Mente de Dios)”. ¿Habrá una mejor descripción de nuestra razón como el templo de Dios? ¿Habrá una mejor descripción de este templo, esta co-catedral? “y ustedes son de Cristo, y Cristo es de Dios (1 Corintios 3:23)”.

Mientras alcanzamos y nos estiramos para lograr la santidad y la perfección, especialmente durante el tiempo de Cuaresma que llega pronto, Cristo construye el templo dentro de nosotros: Le damos la otra mejilla --- no le demos la espalda; la damos nuestro abrigo --- y compartamos con las personas necesitadas; vayamos más allá que lo mínimo --- y sigamos así: amemos a nuestros enemigos --- y amemos a nuestros esposos, nuestras familias, nuestros vecinos, y al extraño entre nosotros; recemos por aquellos que se acosan --- y recemos con las personas que no rezan. Estas son las cualidades que hacen falta para seguirle a Cristo. Son el Evangelio. Son la gloria de Dios. Estas cosas son nuestra salvación. Estas cosas son la razón de esta co-catedral.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved