Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces June 27, 2017


2/21/2017
Esta Cuaresma,'arrepentirse y creer la Buena Nueva'

Bishop David M. O'Connell, C.M.


El tiempo sagrado de Cuaresma llega de nuevo con su invitación de “arrepentirnos y creer en la Buena Nueva”. Usamos estas palabras cuando imponemos las cenizas en nuestras frentes para marcar el principio de Cuaresma en el Miércoles de Ceniza. Ambas partes del mandato litúrgico refieren a una disposición activa y seguida del corazón y alma, no algo que se trata “de una vez”. Cuaresma es tiempo de conversión, algo que siempre es un proceso. La conversión reconoce que algo en nuestras vidas debe cambiar, que nos comprometamos a cambiar y que, de cierta manera, cambiemos. Puede ser que tal cosa sea “el pecado” – maldad que conocemos como maldad pero que aún hacemos; tal vez sea algo que nos guie hacia el pecado o facilite el hecho de pecar; quizás es una actitud que va en contra o contradice la buena humanidad o los valores cristianos; de repente es algo que debemos hacer pero no hacemos.

La conversión toma en cuenta todas estas cosas y nos invita a cambiar, a un cambio real y permanente. De esto se trata el tiempo sagrado de Cuaresma. Intenta brindarnos esta oportunidad en nuestra vida cotidiana, y lo hace con algo de urgencia.

Por ser un tiempo eclesial anual, se puede despreciar Cuaresma. No caigamos en esa tentación. Tomemos en serio la Cuaresma como un compromiso de la fe. Cuando la Iglesia nos pide rezar, recemos. Cuando la Iglesia requiere el ayuno y abstinencia, ayunemos como debemos. Cuando la Iglesia nos invita a confesar nuestros pecados, que nos confesemos. Cuando la Iglesia urge la caridad y ofrenda, demos con generosidad. Cuando la Iglesia dice “arrepiéntanse y crean la Buena Nueva”, que nos arrepintamos y creamos. Todo se trata de la conversión del corazón, de la conversión de vida.

Cada uno de nosotros sabe cuándo nos acercamos o nos alejamos del Señor.  Como su obispo, yo invito a todos los católicos a reflexionar sobre eso mientras empezamos otra Cuaresma y les pido preguntarse, “Cuarenta días de ahora, ¿dónde quiero estar… alejándome o acercándome? Cuando me presento ante el Señor, ¿dónde quiero estar?"

Arrepiéntanse y crean la Buena Nueva.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved