Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces August 16, 2017


11/30/2016 3:11:00 PM
Hombres parroquiales en Long Branch se reúnen para rezar, para renovarse espiritualmente
Terço dos Homens - El grupo parroquial de Cristo Rey, Long Branch, demuestra sus camisetas celestes, una manera más para estar unidos en su devoción a la Madre de Dios. Foto pescadora | John Blaine
Terço dos Homens - El grupo parroquial de Cristo Rey, Long Branch, demuestra sus camisetas celestes, una manera más para estar unidos en su devoción a la Madre de Dios. Foto pescadora | John Blaine
Camilo Mattos, uno de los fundadores de Terço dos Homens, ayuda a su nieto a asumir el rol de líder de oración en medio de rezar en Rosario.
Camilo Mattos, uno de los fundadores de Terço dos Homens, ayuda a su nieto a asumir el rol de líder de oración en medio de rezar en Rosario.

No es tan común ver a un grupo grande de hombres dedicados a rezar el Rosario hoy en día. Más común sería ver hermandad masculina en los bares o canchas deportivos.

La comunidad católica brasilera de la Parroquia Cristo Rey en Long Branch está rompiendo ese estereotipo de una manera recontra hermosa.

“Terço dos Homens”, portugués para decir “Hombres del Rosario”, el ministerio de oración es dedicado a la Santa Virgen María. Se reúne cada jueves en la Iglesia Santa Trinidad, uno de los sitios litúrgicos de la Parroquia Cristo Rey. Todos los hombres de todas edades, culturas y razas están invitados a participar con los 35 a 100 participantes que suelen reunirse actualmente. No hace falta poder hablar portugués para participar en Terço dos Homens.

“En Brasil, los grupos rosario de hombres se han hecho muy populares. Hay experiencias de miles y miles de hombres allá, todos rezando el Rosario,” compartió uno de los fundadores del ministerio parroquial, Camilo Mattos.

Camilo explicó que “nosotros nos dimos cuenta que nosotros mismos [los hombres] dábamos nuestro tiempo a tantas otras cosas y que reuniéndonos para una hora, como hacen en Brasil, fuera una manera fácil para hacernos hombres de fe. Ha sido una gracia. Nosotros hacemos el esfuerzo para estar aquí porque es importante para nosotros”.

El grupo empezó hace dos años en la Parroquia Cristo Rey. El formato sigue el ejemplo de los grupos rosarios en Brazil. Después de reunirse en la iglesia o espacio parroquial, empiezan con una oración de apertura y entonces rezan los Misterios del Rosario juntos. Como católicos de todo el mundo, un líder empieza las oraciones solo y, luego, la congregación reza la segunda mitad en voz alta.

Todos participan. Un detalle bonito de la experiencia es que los hombres pasan una tarjeta con las oraciones por escrito para que el líder rote por todos los participantes. Sin prisa ni juicio, se oye voces diversas para todas las oraciones.

Al terminar el Rosario, los hombres cantan un himno en honor a la Virgen mientras pasan una manta especial con la imagen de la Virgen de la Aparecida sobre sus cabezas. Están invitados todos a venerar la imagen.

Al preguntar porque tantos hombres se sienten llamados a participar en este ministerio, muchos compartieron que les ayuda en sus hogares, en sus roles como esposos, padres y abuelos.

Chester de Oliveira, feligrés de Cristo Rey, dijo alegremente, “¡Pregunte a nuestras esposas! Este tiempo en oración nos ayuda manejar el estrés de nuestras vidas”.

Porque muchos de los participantes actuales trabajan en construcción, hablaron sobre los días largos y duros y como el estrés ha sido un hecho común de sus vidas. El grupo rosario les ofrece un tiempo para rezar y pedirle a nuestra Señora a interceder al Padre y su Hijo por ellos.

Un miembro comentó que él ve que la Misa sea un tiempo para que los católicos celebren el Señor, una oportunidad para alabarlo. Terço dos Homens, sin embargo, brinda al participante la oportunidad para pedirle al Señor por su apoyo, para pedirle a María su apoyo con las cosas que tienen “en sus platos”.

Edienes Ferrara, otro de los fundadores del grupo, compartió: “Para mí, cuando yo empecé, cambié bastante; me ayudó con mi trabajo y con mi manera de manejar el estrés. Ahora veo a la Iglesia como un recurso para relajarme. El Rosario me calma”.

Gaspar Reis encontró un espacio de confianza y comodidad en el grupo durante el tiempo que su hija se puso “muy enferma” y aún más después de que falleció.

“Yo traje todos mis miedos y mis oraciones aquí. Me siento que el Señor ha escuchado mis oraciones y ayudó a que mi hija muriera en paz. Yo sé en mi corazón que ella está en las manos tiernas de Dios,” compartió, mientras expresó mucha gratitud a sus compañeros del grupo de oración.

Para más información sobre el grupo de oración, póngase en contacto con la oficina parroquial al 732-222-3216 o con Camilo Mattos al camilomattos@live.com.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved