Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces April 29, 2017


11/4/2016 8:43:00 AM
¿Escuchas mi llamado?

Bishop David M. O'Connell, C.M.


La raíz de la palabra “vocación” es el verbo del latín antiguo “vocare” que significa “llamar”. Se define una vocación como “un llamado”. Se puede aplicar la palabra a un trabajo o un estilo de vida que fuertemente atrae a una persona “llamándola” a través de la obra o de las palabras que reciben los frutos de la obra. Frecuentemente, los médicos, las enfermeras y los trabajadores sociales hablan de sus profesiones como “vocaciones”. Sin embargo, en los círculos religiosos, se habla de “vocación” para describir un estado de vida al que Dios “llama” a alguien.

Se dice que los sacerdotes y las hermanas y hermanos religiosos tienen una vocación.

Este uso de la palabra es algo común en la Iglesia Católica. Los esposos que se unen en el matrimonio sacramental también creen que tienen una vocación.

Una “vocación religiosa” es un llamado de Dios, pero no es necesariamente algo literal. Las mujeres y los hombres “oyen” este llamado a través de las circunstancias y experiencias de sus vidas en la Iglesia y a través de sus oraciones. Los sacerdotes, diáconos y hombres y mujeres religiosos dan testimonio públicamente a la importancia de la fe y el impacto que tiene en sus vidas – tanto que observarlos en su ministerio y trabajo apostólico atrae a otras personas a seguir ese ejemplo. Dios ha hecho algo especial en sus vidas que los “llama” a entregarse a su servicio y al servicio de su pueblo. Las personas que miran este testimonio se sienten “llamados” a hacer las mismas cosas y vivir de la misma forma. Y así rezan para recibir la sabiduría de Dios y su apoyo en el discernimiento de la dirección de sus vidas.

El 6 de noviembre empieza “la Semana Nacional de las Vocaciones” en la Iglesia Católica. Consciente de las vocaciones de la vida matrimonial y soltería intencional, esta semana la Iglesia reconoce y celebra la dedicación y el compromiso de hombres al sacerdocio y el diaconado y de mujeres y hombres a la vida religiosa consagrada – oportunidades y avenidas para una vida de fe llena de servicio a y dentro la Iglesia.

Hay muchas maneras en la que los laicos pueden servir en la Iglesia, pero el sacerdocio y la vida religiosa son vocaciones que invitan a los “llamados” a entregarse por completo de maneras muy definidas a Jesucristo y a su Iglesia.

¿Serán mejores las vocaciones al sacerdocio y la vida religiosa que otras maneras de vida en la Iglesia? Por supuesto que no. Dios llama a todos según su voluntad. Pero sin el sacerdote, no hay Eucaristía; sin la Eucaristía, no hay Iglesia. Sin los diáconos y las mujeres y hombres religiosos, algunos ministerios primordiales no existirían.

La Semana Nacional para Vocaciones nos ayuda enfocarnos en estos “llamados” no como opciones sino como necesidades para que la Iglesia cumpla con su misión, para que la Iglesia sirva a la comunidad de fe.

Hacen falta a la Iglesia sacerdotes, diáconos y hermanos y hermanas religiosas que son buenos, fieles y y comprometidos. Como su obispo, les pido que pregunten a a otra persona: ¿Por qué no tú? ¿Por qué no ahora?

El Reverendísimo David M. O’Connell, C.M.
Obispo de Trenton






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved