Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces March 27, 2017


9/29/2016 4:08:00 PM
Parroquia Santa Ana, Keansburg, cumple 100 años
Feliz cumpleaños y gracias a una comunidad de fe en acción
Celebración centenaria - - El obispo David M. O'Connell, C.M., celebró la Misa de acción de gracias el 25 de septiembre para marcar 100 años de la Parroquia Santa Ana, Keansburg. 
Celebración centenaria - - El obispo David M. O'Connell, C.M., celebró la Misa de acción de gracias el 25 de septiembre para marcar 100 años de la Parroquia Santa Ana, Keansburg. 
Con la gente --  Al Obispo O'Connell le encantó tener la oportunidad para conocer a muchas personas de la parroquia después de la Misa de acción de gracias.
Con la gente --  Al Obispo O'Connell le encantó tener la oportunidad para conocer a muchas personas de la parroquia después de la Misa de acción de gracias.


Lois Rogers


Hace cien años que se compró terreno para construir una iglesia misionera que serviría a los católicos en el pueblito de Keansburg cerca de la playa.

En las décadas que seguiría, esa pequeña iglesia misionera que se llama Santa Ana se transformaría de gran manera. Lo que empezó como un lugar litúrgico para las personas que visitaban esta zona de playa durante el verano, la parroquia que fue fundada en el 1924, creció a ser un faro de fe y una fuerza de apoyo a la comunidad amplia.

Por un siglo, ni incendio ni inundación ni malos momentos económicos ni cambios demográficos han disminuido su luz brillante.

Y esa luz brilló fuerte el 25 de septiembre en la forma más reciente de la iglesia pequeña – una estructura grande de estilo español que sirve como un punto de referencia en el pueblito chiquito de la orilla de la playa. Ahí, cientos de fieles de muchas generaciones se unieron al Obispo David M. O’Connell, C.M., Padre Daniel G. Cahill, su párroco, y 12 concelebrantes para la Misa de Acción de Gracias para marcar en centenario.

Haz clic para la galería de fotos de la celebración.

En su homilía, Obispo O’Connell habló de la importancia de este tipo de aniversario y que “son oportunidades para mucha alegría y oportunidades para recordar. Para una parroquia católica sin embargo,” dijo el obispo, “no son los edificios que recordamos ni la propiedad, no. El centésimo aniversario de una parroquia es una celebración familiar y comunitaria – familias y comunidades, realmente – que han sido ‘generaciones de fe,’ cumpliendo las promesas bautismales juntas en buscarle y encontrarle a Cristo en su Iglesia y en nuestros vecindarios.”

Habló de ese camino por el tiempo de una parroquia como “Cien años de Sacramentos: dando la bienvenida a nueva vida y confirmando la vida; alimentando con el Pan de Vida; arreglando y reconciliando las vidas; el matrimonio en que dos vidas se hacen una; entregando la vida a Dios.”

El obispo exhortó a todos presentes a considerarse como hilo tejido en la fábrica de “Cien años de escuchar la Palabra de Dios. Cien años de generosidad, de compartir, de la caridad de vivir la vida cristiana.”

“De eso se trata el celebrar los aniversarios parroquiales y la Iglesia de Santa Ana en Keansburg hace eso hoy como una comunidad viva de la fe que cumple 100 años.”

 

Legado de amor

Entre los muchos oyentes estuvo Nancy Ryan Aloisi, miembro de la tercera generación de su familia de las cuatro que han participado en la vida de Santa Ana. Para Aloisi, la liturgia le evocó muchos recuerdos e inspiró unas lágrimas también.

“Son buenas lágrimas,” dijo Aloisi mientras se sentaba con su esposo en la fiesta pequeña después de la Misa. Lloraba un poco por un lado porque la parroquia le hizo sentir muy conectada a su madre difunta, Bette Ryan, quien era una feligresa muy comprometida a la parroquia. Por otro lado, lloró buenas lágrimas durante la Misa al ver a tantos sacerdotes reunidos alrededor del altar, muchos que ella conocía de sus muchos años de servicio a la comunidad de Santa Ana.

Los sacerdotes incluyeron al Padre Jeffrey Kegley, párroco de la Parroquia Santa María, New Monmouth, quien empezó su discernimiento a la vocación del sacerdocio en Santa Ana, al Padre Pablo Gadenz, autor y profesor asociado de teología en Seton Hall University, el Padre Edward Jawidzik, vicario parroquial en Parroquia San Roberto Belarmino en Freehold y el monseñor Gregory D. Vaughan, el párroco de la Parroquia Santa Catarina, Holmdel.

Los Aloisis sonrieron fuerte mientras recordaron que el Monseñor Vaughan, entonces un vicario parroquial muy joven, presidió sobre su matrimonio.

“Cuatro generaciones de nuestra familia crecían en esta parroquia,” dijo Nancy Aloisi. “Tres generaciones asistieron escuela aquí.  Siempre ha sido un lugar acogedor. Mi madre, Bette, colaboró mucho en la escuela, la Sociedad del Altar-Rosario y el coro. También sirvió como un ministro extraordinario de la Eucaristía.”

Estos recuerdos son muy preciosos.

Ese mismo sentimiento resaltó mientras muchas personas compartieron lo que más quería de la parroquia.

Pat Dean y Mickey García, miembros del comité que organizó la celebración aniversario, dijeron simplemente que “Esta parroquia es amor” cuando intentaban describir la comunidad de Santa Ana.

“Es un lugar simpático y acogedor. Es una comunidad parroquial que es fuerte como una familia,” dijeron juntos.

Manos y corazones dispuestos

En su boletín semanal, el Padre Cahill, párroco, añadió a los comentarios sentimentales del Obispo O’Connell de las maneras en que la parroquia había enriquecido “a las vidas de muchísimas personas” a través de la celebración de la Misa y los Sacramentos.

Hemos formado a generaciones de niños en “el camino de la verdad” en los programas de educación religiosa y “hemos extendido una mano de apoyo a los pobres y necesitados. Hemos respondido a las necesidades de los enfermos, los aislados y a los afligidos.”

Después de la Misa, el Padre Cahill anotó que se podía ver claramente el compromiso duradero de la comunidad a la Doctrina Social Católica en los programas parroquiales de apoyo porque reflejaban siempre una preocupación hacia cualquier persona necesitada.

Entre estos programas está el Proyecto PAUL que responde a las necesidades de los pobres, de las personas alienadas, de los desempleados, y de las personas que han sido apartadas de la sociedad. El Monseñor Edward D. Strano, párroco de 1976 a 1986, fundó el Proyecto PAUL. Los servicios en aquel tiempo se enfocaron en un almacén popular que servía a unas 25 familias además de una tienda de cosas de segunda mano.

Proyecto PAUL se expandió en los 80 al recibir más apoyo económico para poder responder a las necesidades financieras de la comunidad. Proyecto PAUL no solamente ha sido un recurso para la comunidad de Keansburg sino también de Aberdeen, Atlantic Highlands, Fair Haven, Hazlet, Highlands, Holmdel, Keyport, Little Silver, Matawan, Middletown, Monmouth Beach, Rumson, Sea Bright, Shrewsbury y Union Beach.

La Parroquia Santa Ana también ha servido a los ancianos de la comunidad con el Centro de Ancianos, fundado cuando el Monseñor Frederick A. Valentino era el párroco. Por los años también benefició de mucho apoyo económico y expandió las cosas ofrecidas a incluir programas recreacionales y educativas.

La comunidad de Santa Ana también colabora con Interfaith Neighbors y el programa de Meals on Wheels (Comida en Ruedas) que se enfoca de llevar comida a personas a ancianos y personas que no pueden salir fácilmente de sus domicilios. La contribución social más grande, según el Padre Cahill, ha sido el centro médico que cuenta con la experticia de enfermas y un doctor. “Cada año, alrededor de unas 3,000 personas de bajos recursos visitan el centro médico,” dijo Padre Cahill.

El tercer programa que el padre alumbró es para los niños. Actualmente, 70 niños participan en los servicios del centro de cuidados para ellos.

“No hay palabras para describir la energía para alistar esta celebración. Y tenerle al obispo aquí entre nosotros ha sido excelente.”






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved