Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces August 16, 2017


9/12/2016 11:59:00 AM
Beatifican laica argentina que mantuvo viva espiritualidad ignaciana
Se ve la bandera argentina mientras el Papa Francisco llega a su audiencia general en la Basílica de San Pedro el 7 de septiembre. (Foto CNS /Paul Haring)
Se ve la bandera argentina mientras el Papa Francisco llega a su audiencia general en la Basílica de San Pedro el 7 de septiembre.
(Foto CNS /Paul Haring)
Por Junno Arocho Esteves
Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) -- La vida de la beata María Antonia de Paz Figueroa, quien continuó liderando ejercicios espirituales ignacianos en Argentina después de la expulsión de los jesuitas, sigue siendo un ejemplo del testimonio y la perseverancia cristianos, dijo el papa Francisco.

Después de recitar la oración del Ángelus con visitantes en la Plaza de San Pedro el 28 de agosto, el papa habló sobre la beatificación del día anterior de la consagrada laica del siglo 18 conocida afectuosamente como "Mama Antula".

"Su ejemplar testimonio cristiano, especialmente su apostolado para promover los ejercicios espirituales (de San Ignacio de Loyola) puede despertar el deseo de aferrarse a Cristo y al Evangelio", él dijo.

El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, del Vaticano, presidió la Misa de beatificación del 27 de agosto en la provincia de Santiago del Estero, donde Mama Antula nació.

Durante su homilía, el cardenal Amato recordó el espíritu celoso de ella al continuar la tradición de la espiritualidad ignaciana para el bien del pueblo, llamándola una "misionera y pionera en la formación de laicos y sacerdotes".

Conocida por su estrecho contacto con la población indígena, Mama Antula se consagró a Dios a la edad de 15 años, escogiendo vestir en túnica negra y tomando el nombre de María Antonia de San José. Más tarde ella formó una comunidad religiosa de mujeres, las Hijas del Divino Salvador, qué oraban juntas, hacían obras de caridad y ayudaban a los jesuitas locales.

Cuando los jesuitas fueron expulsados de Argentina en 1767, ella se encargó de continuar ofreciendo los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola viajando miles de millas a pie para liderar retiros de 10 días en varias provincias del país.

Su misión la llevó hasta Buenos Aires, donde miles asistían a los retiros, en última instancia llevándola a establecer la Santa Casa de Ejercicios Espirituales en 1796; hoy día el edificio es uno de los monumentos históricos más notables de Argentina.

Se cree que al momento en que ella murió en 1799 más de 100,000 personas habían asistido a los ejercicios espirituales que ella lideró en Argentina y en el vecino Uruguay. Ella fue declarada venerable por el papa Benedicto XVI en el 2010.

Los ejercicios espirituales que ella predicaba, señaló el cardenal Amato, "fueron la terapia milagrosa que curó multitudes de laicos y sacerdotes de ser tímidos, transformándolos en discípulos fieles de Cristo y apóstoles de su Evangelio".

Mama Antula es "otra joya preciosa en la corona de los santos argentinos que han sido incansables misioneros del Evangelio", él dijo.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved