Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces March 27, 2017


7/7/2016 1:08:00 PM
Una maestra, parte del programa DACA dice que su familia vive 'en suspenso' tras la resolución de DAPA
(Fotos CNS /Tyler Orsburn)
(Fotos CNS /Tyler Orsburn)
Por Carol Zimmermann
Catholic News Service

WASHINGTON (CNS) -- Yara Hidalgo, de 26 años de edad y residente de San José, California quedó muy frustrada, pero no sorprendida, cuando la Corte Suprema prohibió el plan de la administración de Obama que protegía de deportación temporalmente a más de 4 millones de inmigrantes carentes de documentos legales.

Hidalgo nació en México y fue traída a los Estados Unidos por sus padres cuando tenía casi 2 años de edad. Ella es maestra en una escuela católica donde ha enseñado algunos años y al mismo tiempo ha estado estudiando para su maestría en la Universidad de Santa Clara.

Se le había permitido trabajar gracias al programa DACA o Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que se había aprobado en el año 2012, mediante el cual se les permitía a algunos inmigrantes que habían entrado al país ilegalmente antes de que cumplieran los 16 años de edad, antes del mes de junio del 2007, que obtuvieran un permiso de trabajo renovable de dos años y dilación de deportación.

"DACA me ha abierto muchas puertas", dijo Hidalgo a Catholic News Service, el 30 de junio. El año pasado, ella y otros ocho maestros, que participan en el programa DACA, fueron honrados en la Casa Blanca, como parte del grupo de Campeones del Cambio.

Este programa del que ha sacado tanto beneficio Hidalgo no se verá afectado por la decisión del 23 de junio de la Corte Suprema, la cual congela la acción ejecutiva presidencial del 2014 para la expansión de DACA. Pero la decisión podría afectar a sus padres pues se congela DAPA o Acción Diferida para Padres de Residentes Permanentes Legales de Estadounidenses.

La mamá de Hidalgo ha estado en la lista para obtener estado legal bajo el patrocinio de su hermana por 13 años. El papá de Hidalgo no contempla un camino real para hacerse ciudadano de los Estados Unidos. Ambos beneficiarían probablemente con el programa de DAPA. Pero si deportan a alguno de sus padres, Hidalgo tendría que hacerse cargo de sus hermanos menores.

Hidalgo dijo que su mamá quedó decepcionada con la decisión de la corte. Después de que se habían presentado los argumentos orales ante la Corte Suprema en abril, la mamá le preguntó que cuál creía ella que sería la decisión de la corte.

La maestra ha estado participando en un programa de entrenamiento de enseñanza de matemáticas y de español en la escuela secundaria Natividad del Sagrado Corazón en San José, y trata de convencer a su mamá de que no pierda las esperanzas. Sin embargo, ella misma está preocupada por sus padres. Ellos, ambos en sus cuarentas, han trabajado en labores manuales por dos décadas, y les ha cobrado su precio. Hidalgo dice que quiere mantenerse positiva para dar ánimo a sus padres "pero con tanto odio que vemos a nuestro alrededor" es difícil hacerlo, dijo la joven.

Siempre ha existido odio contra los inmigrantes, dijo, pero "últimamente es más fuerte y directo".

Cuando le pregunta a su mamá si le gustaría regresar a vivir a México cuando se jubile, su mamá le ha contestado: "No, ya hemos hecho nuestra vida aquí y siento que aquí es donde debemos estar".

Y en cuanto a Hidalgo, tampoco quiere regresar a México. Ya está a punto de iniciar un trabajo dando clases de matemáticas de séptimo año en una escuela charter.

"Aquí está mi familia y mi comunidad; he desarrollado aquí mi identidad", dijo. "Me encantaría visitar a mis familiares en México, pero mi casa está acá".

Y mientras que espera las consecuencias que traera la decisión de la corte a la vida de sus padres, Hidalgo dijo: "La vida de cada uno de nosotros está en suspenso".

Ella hace lo que puede para animar a otras personas que conoce a que soliciten su ciudadanía y puedan votar.

"Todo lo que muchas personas ven es negativo y preguntan: '¿A poco mi voto cuenta?'" La respuesta que da Hidalgo es de que el voto de todos cuenta.

Ella se considera parte de la solución. "Tenemos que hacer algo acerca de nuestro sistema de inmigración que no funciona", dijo. "Hemos logrado mucho, pero todavía necesitamos llegar más lejos".

Hidalgo trata de no desanimarse mucho y dijo que conserva la esperanza de que la situación mejore para sus padres y para tantas otras personas que están en los Estados Unidos y no son ciudadanas.

Y claro que también Hidalgo se aferra a su fe católica, que siempre ha sido parte de su vida.

"Soy una persona muy espiritual y me dejo dirigir por fe", dijo Hidalgo, y es lo que le permite hacer dos cosas aparentemente opuestas que son: "tener los pies bien plantados en la tierra y seguir caminando hacia adelante".






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2011 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved